Mes: junio 2015

QUE ESTRÉS! QUE PUEDO HACER CON MI VIDA!!

Quien no ha pasado por una mala época en su vida, se ha bloqueado y no ha sabido tomar decisiones ni a dónde ir. Cuando sometemos al cerebro y a nuestro organismo a situaciones de estrés prolongadas muchas veces se satura llegando a ser incapaz de tomar ni las decisiones más básicas y cotidianas.
Esto puede suceder en situaciones tan dispares como un accidente, un acontecimiento traumático, una fuerte discusión familiar o por una larga exposición a tareas que impliquen una gran concentración cognitiva.
En realidad, el estrés es una respuesta buena, una respuesta adaptativa de nuestro organismo a ese tipo de situación, el problemas lo tendremos cuando sometemos al organismos a la exposición constante de estímulos estresores ya que lo sobre cargamos y puede explotar, aquí es cuando el estrés comenzaría a generar efectos negativos. La OMS prevé que para el año 2020, el estrés será el segundo factor causante de enfermedades en todo el mundo. De aquí deduzco que el entorno en el que vivimos nos hace estar sobre expuestos a situaciones difíciles y que vivimos el día a día cargados de obligaciones y de necesidades que tenemos que cubrir, produciendo a la larga mella en nuestro organismo. Esto con con tiempo disminuirá nuestras capacidades naturales de adaptación ya que quedarán erosionadas.
Veréis, en nuestro cerebro se desarrollan una serie de reacciones bioquímicas que dependerán del tipo de estrés y de la capacidad personal que tengamos para enfrentarnos a la situación en cuestión.
Ante un estrés físico, para conseguir regenerar la homeostasis el organismos puede reaccionar con bajadas de temperatura, caída de pelo, uñas etc. Si el estrés es emocional, la persona puede llegar a desarrollar incluso ansiedad o somatizaciones. El estrés emocional crónico puede incluso matarnos.
Entrenar al cerebro a enfrentarse a este tipo de situaciones puede ser una muy buena estrategia para saber sobre llevar situaciones estresante y poder pensar con coherencia. Acostumbrar al cuerpo a situaciones de amenaza y miedo como hacer paracaidismo ayuda a generar respuestas automáticas del organismo en momentos semejantes y sean controlados. Los equipos de Alto Rendimiento o el ejercito adiestra a su personal en esta materia para que sean capaces de tomar decisiones de forma coherente y rápida.
También quiero hacer hincapié en la resiliencia, (la capacidad que tiene el ser humano para asumir con flexibilidad situaciones límite). Las personas resilientes previenen mejor el estrés y las enfermedades psicológicas y físicas vinculada a él. La resiliencia también se entrena.
Cuelgo este programas de Redes: http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-receta-para-estres/607452/ que explica al detalle cómo afrontar el estrés.

Pero volviendo a ese momento de nuestra vida en el que no sabemos qué hacer, adjunto este link en el que http://www.psyciencia.com ha reunido varias conferencias de TED que nos pueden ayudar a recapacitar, meditar o simplemente a pensar qué hacer.
http://www.psyciencia.com/2015/05/09/11-conferencias-de-ted-para-ayudarte-cuando-no-sabes-que-hacer-con-tu-vida/?utm_content=buffer02851&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Y también os dejo este artículo de Eduard Punset el que habla de Robert Sapolsky, un gran experto en estrés.

http://www.eduardpunset.es/23175/general/el-primatologo-que-radiografio-el-estres

Anuncios

COACHING- ¿COACHING?

Hace tiempo que quería escribir algo sobre como esta afectando a la psicología el hecho de que gente sin estudios y profesionalidad invadan este terreno haciéndose llamar Coaches, pero tanta información me abrumaba, y no sabia ni por dónde comenzar, pues bien, hace poco una prima de mi pareja, de repente, le dio porque querer ser “coach”, sin más, se aburría con su vida, así que se hizo llamar a si misma así y comenzó con una amiga a preparar vídeos de presentación para enviar a empresas, os podéis imaginar como eran, lamentables copias de lo que supuestamente se hace en una sesión de coaching, y os podréis imaginar mi cabreo, yo no soy coach, soy psicóloga, y por eso me cabrea la forma tan gratuita en la que se usa este término, que por otro lado diré que lleva existiendo en psicología toda la vida, un coach, es un entrenador, que en psicología se dedica entre otras cosas, al entrenamiento en habilidades, algo que desde cualquier terapia, cada una a su manera, se ha realizado siempre, cualquier terapia ha utilizado esto como una herramienta para ayudar a la persona a extraer de si misma aquello que tiene pero que no lo sabe, bueno en fin. Ahora se ha puesto de moda y resulta que cualquier persona que puede dar un consejo se mete en este mundo, y ya no es una herramienta si no que ha pasado a ser una disciplina, una categoría profesional en sí mismas. Menudo desvarío!
Existen curso especializado de Coaching, carísimos, ya que se ha envuelto a esta herramienta dentro de un halo de pseudoprestigio y cierto sectarismo que solo esta al alcance de personas influyentes, más que una herramienta de ayuda se ha transformado en algo que te aporta estatus social.
Os adjunto un link de un artículo escrito por David Pulido, que habla sobre esto, escribiría más sobre el asunto pero seria simplemente para remarcar mi cabreo y el señor Pulido deja muy claro y de forma muy objetiva qué es el coaching y como se entiende en nuestra sociedad.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-06-08/por-que-debemos-desconfiar-del-coaching-como-forma-de-terapia_870815/

Personalmente el fragmento siguiente me ha parecido totalmente descriptivo:
Hablas de los coaches como si fueran directamente estafadores. Eso es injusto. Si se dedican a esto son personas que tienen vocación de servicio a los demás.
– No, perdona, esos son los voluntarios, los activistas… las personas que no cobran por ayudar. Los “gorrillas” que te dicen cómo aparcar un coche no lo hacen para que les des las gracias.
Supongo que es porque lo vivo en primera persona, y ver como gente sin ninguna formación y guiados por el dinero se permiten trabajar como su fueran profesionales, me da rabia por un lado, y vértigo por el otro. Creo que jugar con la salud psicológica de las personas es un tema grave, y no se debería tomar tan a la ligera. Luego vienen las lamentaciones cuando las cosas no salen bien, y entonces ahí si mencionamos la palabra psicólogo, “la culpa es de los psicólogos que no tienen ni idea”. Esto descalifica nuestra imagen.